1. Inicio
  2. /
  3. Universidad
  4. /
  5. Sistema Pairet de transliteración, vol. II, 2020. Transliteración al chino, coreano y vietnamita

Sistema Pairet de transliteración, vol. II, 2020. Transliteración al chino, coreano y vietnamita

Autor: José María Pairet Blasco
ISBN: 978-84-18433-05-4
Páginas: 102
Fecha de publicación: octubre 2020
Formato: 17 × 24 cm

El autor ha traducido, transcrito y, finalmente, ha estudiado la transliteración. Hizo un primer trabajo sobre transliteración del árabe y del hebreo. Después del chino y del japonés. Lo amplió al urdu y al hindi. Es el texto sobre Transliteración Pairet 2018. Para tratar de ampliar el campo ha escrito esta Transcripción 2020, con dos idiomas derivados del chino, el coreano, con escritura coreana, y el vietnamita, con escritura latina.

El coreano tiene su escritura con cuadrados como el chino, pero este se escribe con ideogramas y radicales. El coreano con sílabas, formadas por consonantes y vocales. Como en el chino, existen sistemas distintos de romanización. Se puede llegar a transliterar directamente. Como en el japonés, su pronunciación, sobre todo las vocales, es algo relajada en el habla popular. La traducción puede ser literal y elaborada. El vietnamita ya tiene una escritura romana. Se anticipó a la romanización del chino. Todos se orientan hacia la escritura más sencilla, la latina, a la romanización, con una pronunciación próxima a la escrita. Pero, mientras tanto…

IDIOMAS: En suma, traducción, transcripción y transliteración. Con ayuda digital. El siguiente paso es la Transliteración, con una pronunciación igual o próxima a lo escrito. Además del italiano, hubo una buena modernización con el castellano o español, que se extendió sobre todo por América. El portugués lo hizo por África, sur de Asia y en Brasil. Posteriormente, la escritura latina se expandió como francés e inglés por una buena parte del globo. Pero con una pronunciación diferente a lo escrito.

Existen otros idiomas con escrituras diferentes, con peso cultural, como el ruso, el árabe, el hindi y el chino… Pero que están tratando de orientarse hacia la más fácil y completa. Como con los números y la música, parece que, en el siglo XXI, ha llegado el momento de aproximar las escrituras sobre la más sencilla y mejor adaptada; el latín de nuestros tiempos. En mi opinión, el español, con los convenios necesarios y con la adaptación a la digitalización. Por otra parte, el ejemplo de la música aconseja que la escritura marque los compases, los sonidos, los tonos… de forma precisa.

Después de muchos años de estudiar y practicar con distintos idiomas, como trabajo, como ampliación de conocimientos, para mejorar el trato con las personas en varios países y con distintas personas, se hace este trabajo para facilitar la comunicación. No es el trabajo de un lingüista, pero trato de ayudar como un estudioso, con gratos recuerdos en la comunicación.

Se suele decir, por algunos, que los medios modernos dan el trabajo hecho. Los he utilizado y me han ayudado mucho, mejoran el rendimiento humano. Pero la comunicación es humana, resulta efectiva y gratificante. Lo vemos, en estos tiempos, con la comunicación por signos, que va “in crescendo”. Para sordo-mudos, pero que pueden ser válidos para distintos idiomas.

Pido comprensión y ayuda, para mejorar nuestra comunicación, la de hijos y nietos.

Índice

15,00
Colección Universidad

De la misma colección…

Menú