La Responsabilidad Social Empresarial en el ámbito de la Discapacidad RSE-D

15,00

Dimensión, contenido y tendencias en época de crisis
Prólogo de Valeriano Gómez Sánchez, ministro de Trabajo e Inmigración
SKU: PUB132 Categoría:

Descripción

Autora: María Cortés Ortiz
ISBN: 978-84-96889-80-4
Páginas: 104
Fecha de publicación: febrero 2011
Formato: 16 x 21 cm

 

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), con el patrocinio del Ministerio de Trabajo e Inmigración, ha promovido la confección de La Responsabilidad Social Empresarial en el ámbito de la discapacidad (RSE-D): Dimensión, contenido y tendencias en época de crisis, a partir del análisis de las estrategias y prácticas de RSE-D llevadas a cabo por empresas de diverso tipo tanto desde el punto de vista social como de negocio.

El contenido del informe, realizado para el CERMI por la abogada María Cortés Ortiz, se ha realizado arrancando de la información disponible en las en las Memorias de RSE presentadas por un buen número de compañías que operan en España. A raíz del análisis de esta información, uno de los aspectos que se destaca es que la inversión en RSE en la mayoría de las grandes corporaciones es entendida como una inversión estratégica dentro de su sector de actividad. Otra de las conclusiones  es que mientras las empresas eléctricas o energéticas suelen dedicar la inversión en responsabilidad social a proyectos medioambientales, las entidades financieras y compañías de seguros dirigen su inversión a proyectos sociales.

Por otra parte, la mayoría de las entidades que no entienden la RSE como estratégica, llevan a cabo la inversión en discapacidad a través de fundaciones y asociaciones independientes, echándose en falta la dirección directa desde la compañía.

En lo relativo al cumplimiento del 2% de personas con discapacidad en plantilla, exigido por la legislación vigente, numerosas organizaciones lo presentan como un logro de RSE; otras, incluso, plantean la moratoria para el cumplimiento del porcentaje legal exigido. Además, se resaltan como proyectos de RSE-D, la adaptación de las instalaciones para facilitar la accesibilidad de trabajadores en plantilla con alguna discapacidad.

Por otro lado, se aprecia que no hay planes globales de acción en discapacidad dentro de las políticas de RSE de las empresas, ni a medio ni a largo plazo, por lo que los proyectos que se desarrollan son esporádicos, es decir, no presentan una continuidad en el tiempo. También destaca que no se mide el retorno de la inversión en RSE y menos aún la realizada en discapacidad.

Índice

Menú